Gymnasio Logo

8 redundancias del fitness y la nutrición


1. Sobreinformarse: A todos nos pasa... yo lo he hecho, pero es importante saber que siempre hay distintas vías para llegar a un mismo objetivo. No tienes por qué estar haciéndolo mal porque alguien con más masa muscular que tú lo haga de otra manera.

Ver más y más vídeos, y leer más y más artículos, va a desconcentrarte y hacer que cambies de rutina constantemente. Lo único verdaderamente importante es que pongas el esfuerzo. El tiempo o los ejercicios en que eso esté distribuido es completamente subjetivo.

2. Hacer series de más: Es un error pensar que por hacer más series vas a inducir más crecimiento muscular. Precisamente si puedes hacer 6 de un solo ejercicio y no 3, es porque no has puesto la suficiente intensidad dentro de esas 6 series. En mi opinión, hacer más de 3 para un ejercicio concreto es estimular un pelín más de crecimiento a costa de mayor riesgo de lesión, menor esfuerzo psicológico en las primeras series, e impedir que el músculo esté recuperado para que puedas volverlo a entrenar lo antes posible.

LA FRECUENCIA con la que lo entrenas es infinitamente más importante que la diferencia entre hacer 4 a 6 series.

Puedes hacer 2 o 3 ejercicios diferentes para cada grupo muscular. No hay fibra que no vas a desgastar haciéndolo desde tal variedad de ángulos.

3. Comer malamente: Sobretodo para los que quieren ganar peso. Lo que acaba ocurriendo es que acaban con 2 kilos más de músculo y 10 más de grasa. Luego te la vas a tener que quitar igualmente y perder tiempo en el proceso: Gana peso progresivamente, no de golpe! Así por lo menos un tercio del peso que ganes será pura masa grasa.

No sacrifiques tu salud a largo plazo comiendo basuras porque tengas como capricho verte más grande en poco tiempo. Cada poquito cuenta y lo sabes. No bloquees tus arterias, no subas tu tensión y colesterol, no hagas sufrir a tu estómago e intestinos... páncreas y riñones. Come sano, te lo digo por experiencia.


patatas

4. Evitar las grasas: Error. Ya va pasando de moda, pero todavía la gente cree que por comer grasas va a ganar grasa automáticamente. En mi primer lugar, las grasas saturadas están directamente relacionadas con tus niveles de testosterona y otras hormonas. Te darán fuerza porque son el alimento que más calorías tiene por gramo, y protegerán tus articulaciones al entrenar.

Un exceso de grasa es convertido por el cuerpo en azúcares. Viceversa. Mantén un balance! Definitivamente no omitas la grasa.

5. Hacer tanto cardio como pesas: Obviamente para los que quieran ganar volumen muscular. Los que quieran definir que hagan todo el ejercicio cardiovascular o aeróbico que quieran.

La cuestión es que para alguien que quiere coger volumen, si haces cardio por encima de lo razonables para mantener una genial salud, estás siendo contraproducente contra tus propios esfuerzos.

El cuerpo construirá nuevos tejidos de músculo con proteína (síntesis de proteína) al verse con un exceso o superávit de ésta. La proteína son calorías. Al hacer algo aeróbico gastas calorías.

Si haces bastante, come más. Pero en una situación normal, no hagas media hora de cardio y media hora de pesas si tu objetivo es ponerte fuerte, porque sería dar un paso adelante y otro medio hacia atrás.

6. Creer que necesitas suplementos o batidos de proteína: Podría contar con los dedos de una mano las situaciones en las que tomar suplementos es útil realmente.

Si no sabes cocinar, aprender a hacerlo sería mejor que meterte proteína sintética en el sistema digestivo y darle tu dinero a una empresa por ello.

Si no tienes tiempo para comer adecuadamente, se un poco creativo y guárdate la comida para el día contigo desde por la mañana. En tapers o como sea.

Es cierto que pueden ser verdaderamente cómodos pero esas situaciones son muy contadas y debería ser algo temporal. En cualquier caso, limítalo.

7. No saber usar tus músculos correctamente (técnica): Tanto si entrenas en casa o en el gimnasio, tienes que cuidar tus articulaciones y ligamentos.

Calienta más de lo que probablemente estés calentando. Empieza con muy poco peso y ves subiendo. Después del entreno, estira. Favorece el riego sanguíneo a cada célula de ese recién entrenado músculo, y ya sabes lo que viene con la sangre: oxígeno y nutrientes anabólicos.

Naturalmente no cojas más peso del que realmente puedes. Algo que no puedes levantar ni 5 veces está poniendo un estrés innecesario. Incluso los que entrenan puramente para fuerza varían en ciclos el número de repeticiones con los que entrenan.

Si no te sientes verdaderamente agusto con un ejercicio, utiliza la mitad de ese peso. Haz decenas y decenas de repeticiones, entre 5 y 10 sesiones, incrementando peso muy gradualmente. Te garantizo que en un mes cuando vuelvas a tus pesos normales, vas a poder hacerlo mucho mejor porque a nivel psicomotriz (algo que ocurre inconscientemente) puedes ejecutar ese movimiento mejor y con mas suavidad = seguridad.


tecnica correcta

8. No marcarte metas y objetivos concretos: Es mucho más fácil que te esfuerces y salgas de tu zona de comfort si tienes un objetivo numérico en mente.

Poder hacer 9 repeticiones en esta serie, cuando sólo pude hacer 8 la última vez.

Poder levantar 80 kilos en el press de banca, cuando llevas estancado alrededor de los 75 durante tres meses.

Poder hacer esos 75 kg por 15 repeticiones en vez de 12.

Mismo peso, mismas repeticiones, pero durante 4 series en vez de 3, cuando la última vez te quedaste corto.



Gymnasio.es © Copyright 2017 | Contacto | Licencia Creative Commons